10 Enero 2018
Rumbo a Jalostotitlán, la policía estatal se nos cerró en la carretera y trató de intimidarnos. Quiero dejarles muy claro de una vez por todas a la Fiscalía y al Gobernador, que su irresponsabilidad no nos va a detener.
 
La seguridad no es un juego y por esa misma razón el INE nos pide la agenda con siete días de anticipación. No se vale, así no. Si las autoridades estatales no sirven para proteger, los hago responsables de cualquier cosa que me pase a mí o a mi equipo de trabajo durante el proceso electoral.
 

Policía Estatal
Fiscalia
Intimidación