Entrega Corredor Comercial Obregón

Cuerpo: 

Antes, ir a Obregón era un calvario, no se podía ni caminar por la banqueta. Ya ni para qué les cuento cómo estaba, si ustedes lo conocieron. Mejor, vean cómo quedó.