Tema: Seguridad
13 de Abril 2018
Propuesta:

9.- Proyecto de vida para los policías

Propuesta a detalle

Nuestros uniformados y el resto de los funcionarios del sistema de justicia penal están mal evaluados por la ciudadanía, y pocos confían en ellos. Queremos una policía en la que la gente vuelva a confiar, una policía que nos haga sentir seguros.

Valoraremos la función de las policías cuidando a los buenos servidores públicos, fortaleciendo la carrera policial a través del establecimiento de cuatro pilares: formación, profesionalización continua, estabilidad laboral y promoción. Desarrollaremos planes de estudios superiores para las fuerzas ministeriales y ningún elemento que no sea egresado de esos programas podrá ingresar a una corporación. La profesionalización continua consistirá en cursos especializados y de actualización permanente para que, de acuerdo a su perfil de egreso y con base en el correcto desempeño de su función, tengan garantizada la estabilidad laboral y además puedan acceder a una adecuada promoción dentro del servicio policial.

En Jalisco combatiremos la corrupción, depuraremos los cuerpos de seguridad, certificaremos a sus elementos y reestableceremos la estabilidad laboral de los servidores públicos de la seguridad y la justicia por considerar que constituyen los cimientos de un auténtico servicio profesional de carrera. Se terminarán los contratos anuales o trimestrales, los nombramientos temporales que se prolongan y prolongan en detrimento de las prestaciones de los profesionales de la seguridad.

Se establecerá en la Constitución local la estabilidad laboral y un servicio profesional de carrera para los servidores públicos de la seguridad y la justicia en Jalisco, y se propondrá la reforma del artículo 123, apartado B, fracción VII de la Constitución para tener ese efecto a nivel nacional.

Les pedimos a los policías que respeten los Derechos Humanos de los ciudadanos y todos los días les violamos sus Derechos Humanos y laborales al pedirles que trabajen en condiciones indignas. Estableceremos un servicio de carrera con procesos objetivos y criterios de promoción y permanencia claros y transparentes, acompañados por controles externos y una intensa auditoría ciudadana y social.

Generar los incentivos para que los jóvenes consideren atractivo una carrera en los cuerpos de seguridad, un conjunto de prestaciones y certezas que los motiven e incentiven a mantener una conducta intachable y no poner en riesgo su carrera con abusos y actos de corrupción. Extenderemos la buena experiencia de Guadalajara de crear el Ombudsman del policía. Atenderemos a los nuevos esquemas de certificación y utilizaremos los cauces legales para tener cobertura y eficiencia en los procesos de certificación y evaluación.

Tendremos un modelo policial con las diversas competencias que demanda el servicio a la comunidad, la labor de proximidad, la intervención en situaciones críticas, la recepción de reportes, aseguramiento de la escena de los delitos, cadena de custodia y acciones de investigación e inteligencia. Para los municipios que no cuentan con policías o que no pueden cubrir este amplio espectro de servicios estableceremos un esquema de subsidiariedad por parte de la policía estatal. Crearemos una policía metropolitana.

Existirá un esquema de rendición de cuentas policial frente a la sociedad civil y las autoridades locales.