Tema: Seguridad
13 de Abril 2018
Propuesta:

7.- Cultura de mediación y solución pacífica

Garantizar el acceso de todos a la justicia, fortaleciendo los mecanismos de la Justicia Alternativa y promoviendo la solución pacífica de los conflictos.

Propuesta a detalle

Fortalecer el Estado de derecho y actuar en los detonantes sociales de la violencia, permitirán reducir los conflictos entre los jaliscienses. Además, se promoverán los valores de una cultura de paz, se sensibilizará a los servidores públicos sobre sus bondades. Se fortalecerán a las organizaciones y a los actores de la atención y mediación comunitarias y se establecerán centros de mediación comunitaria (con áreas de seguimiento especializadas) donde sean necesarios. Se impulsará la aplicación de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en el ámbito de la justicia cívica, se difundirá y capacitará a los servidores públicos en los protocolos de promoción e invitación a dichas instancias. Extenderemos la capacitación y el perfil del policía mediador, que dio resultados en Guadalajara. Fortaleceremos la justicia alternativa y la vincularemos con la justicia cívica.

Estará expedito con un Sistema Estatal de Justicia Alternativa conforme a los mejores estándares internacionales y las mejores prácticas que se han documentado (como las de Baja California). Esto permitirá el desarrollo de los Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en los conflictos comunitarios y de todas las materias legales (como mercantil, laboral, agraria, civil, entre otras).

En lo que se refiere a la materia comunitaria, cívica y penal se promoverá la aplicación de los mecanismos alternos, certificando a los facilitadores (rubro en el que somos altamente deficitarios en la actualidad) con los más altos estándares para el respeto de los derechos de los participantes y los principios de la justicia alternativa. Insistir en abordar penalmente conflictos incipientes polariza el problema y destruye el tejido social. Es como pretender curar catarros con quimioterapia.

Actualmente sólo dos por ciento de los asuntos que ingresan a la Fiscalía se resuelven por los mecanismos alternativos. Se buscará alcanzar indicadores de más de un 15% como en Chihuahua, Guanajuato, Nuevo León, Coahuila (en 2017) o Baja California, que además tienen niveles de eficacia de los principios y más de 85% de satisfacción de usuarios. La justicia penal alternativa no es para descongestionar los juzgados: es un servicio para y por las víctimas, para garantizar su acceso a la justicia y su completa reparación, es el resultado de un cambio de prioridades de la sociedad y del sistema penal construida por la misma.