Tema: Pobreza y Desigualdad
26 de Junio 2018
Propuesta:

7.- Acceso a la vivienda digna

En Jalisco, las poblaciones más vulnerables viven en espacios con piso de tierra, con techos de materiales endebles, muros de materiales endebles y con hacinamiento.

Propuesta a detalle

Por lo que corresponde a viviendas con piso de tierra, el porcentaje de población que las habita disminuyó entre 2008 y 2016, en el primer año fue de 3.58 por ciento y para 2016: 0.58%. Mientras que el porcentaje de personas habitando viviendas con techos de materiales endebles ha sido bajo (en 2010 fue de 0.60 por ciento). Pero en el lapso de tiempo observado se incrementó en 4,442 el número de personas que viven bajo esas condiciones.

El porcentaje de población en viviendas con muros endebles es bajo también. El valor máximo registrado fue de 0.47 por ciento en 2012. Dado el proceso de urbanización que experimentamos, conforme avanza el tiempo, cada vez son más extrañas las viviendas con materiales endebles.

El componente que alcanzó un mayor nivel fue la población que se encuentra en condiciones de hacinamiento, aún así el porcentaje se redujo al pasar de 6.72 por ciento en 2008 a 4.89 por ciento en 2016. El hacinamiento refleja la concentración de la población en espacios reducidos, factor también susceptible de generar violencia en el hogar. Además, indica la falta de un ingreso suficientemente alto para que los miembros más jóvenes del hogar.

Para los servicios básicos en la vivienda se han tomado como referencia cuatro: poblaciones en viviendas sin acceso al agua, al drenaje, a la electricidad y a la chimenea cuando usan leña o carbón para cocinar.

El servicio que tiene una mayor cobertura en Jalisco es el de suministro de electricidad. En 2008 el porcentaje de la población que carecía de ello fue de 0.3 por ciento, luego en descendió al 0.056 por ciento en 2016.

Las cifras de la población en viviendas sin chimenea cuando usan carbón o leña para cocinar son pequeñas. Se detecta un descenso porcentual, en 2008 fue el 2.7 por ciento, para 2016 llegó a 2.0 por ciento.

El tercer componente es la población que habita viviendas sin drenaje, en 2008, 2010 y 2012 los porcentajes fueron relativamente constantes, oscilaron entre 3.1 y 3.3 por ciento.

El acceso al agua en la vivienda fue el servicio que más personas afectó en Jalisco entre 2008 y 2016. En 2008, el 8.5 por ciento de la población total no tenía dicho acceso, luego esta cifra descendió en 2016 al 2.5 por ciento. En términos absolutos significa que en 2008 eran 617,434 personas sin acceso al agua en la vivienda y en 2016 fueron 204,871 personas.

 

Propuesta:

1.- Mejoramiento de la vivienda

a) Apoyos para la mejora de las condiciones de la vivienda popular.

b) Apoyos para la autoconstrucción y mejoramiento de la vivienda particular.

c) Asentamientos irregulares (certidumbre jurídica)

d) Mayor inversión en infraestructura para lograr la cobertura universal de agua potable en Jalisco.