Red de corrupción de Aristóteles Sandoval

24 de Junio, 2012.

 

 

Red de corrupción de Aristóteles Sandoval


El proceso electoral está por concluir y los ciudadanos seguimos esperando respuestas de parte del candidato del PRI, Aristóteles Sandoval, quien mientras fue alcalde de Guadalajara consolidó una red de corrupción para beneficiar a sus amigos y, tal vez, para financiar hoy su costosa campaña electoral.

 

En días pasados, el diario Reforma publicó un reportaje sobre esta red de corrupción, y lamentablemente ningún medio de comunicación local retomó el tema. No podemos aceptar que la corrupción más burda y dañina se convierta en algo cotidiano, en algo que ya no sorprende y ya no es de interés público. Sabemos que el equipo de campaña de Aristóteles Sandoval ha presionado a través de distintos métodos a los medios de comunicación para impedir que se publique cierta información, pero ya es tiempo de que se sepan los negocios turbios del candidato del PRI, porque los ciudadanos de Jalisco merecerían tener toda la información sobre los políticos que aspiran a gobernar su estado.

 

1.- Rodrigo Ramos Garibi es el operador de una de las redes de corrupción más grandes que se formaron durante el gobierno de Aristóteles Sandoval en el área de Obras Públicas. Este personaje es socio de Mauricio Navarro Gárate, Secretario de Promoción Económica durante el gobierno de Aristóteles Sandoval y uno de sus principales voceros de campaña.

Ramos Garibi y Mauricio Navarro son socios en dos empresas: Promotora Inmobiliaria Alte y NCR Desarrolladora Inmobiliaria. Estas empresas, naturalmente, no se beneficiaron con ningún contrato en Guadalajara, aunque desarrollaron una red de empresas para hacer negocios en ese municipio, en Puerto Vallarta y en Zapopan.

 

Ramos Garibi, socio y amigo del Secretario de Promoción Económica, trabajó directamente para el Ayuntamiento de Guadalajara a través de dos empresas:

  • Constructora Cinco Contemporánea, que obtuvo contratos por más de 27 millones de pesos.
  • Cinco Design, que obtuvo contratos por casi 2 millones de pesos.

Ramos Garibi además opera sus negocios a través de una red de prestanombres en distintas empresas, lo que le permitió obtener contratos millonarios durante la administración de Aristóteles Sandoval:

  • R&A Arquitectos, que se benefició con contratos por más de 16 millones de pesos.
  • Constructora Metropolitana de Guadalajara, que se benefició con contratos por más de 7 millones de pesos.
  • Constructora Cabo Corrientes, que obtuvo contratos por más de 6 millones de pesos.

Estas dos últimas empresas tienen el mismo domicilio legal que la principal compañía de Ramos Garibi, Constructora Cinco Contemporánea, en Avenida Unión, 173, Colonia Lafayette.

 

Los socios y apoderados legales de estas empresas son prestanombres de Ramos Garibi y también participan en sus empresas formales: Alicia Martínez Aguilar, Tathiana Rivera Gastélum, Pedro Ramírez Aguayo, Francisco Carlos Félix, Héctor Navarro Peña y Juan Manuel Sánchez Grajeda, varios de ellos apoderados legales de Constructora Cinco Contemporánea, la principal empresa de Ramos Garibi.

 

2.- Adicionalmente debe mencionarse el caso de Secri Constructora, cuyo dueño es Alejandro Gómez Arregui, compadre de bodas y de bautizo de Ramos Garibi, que obtuvo un contrato por más de 26 millones de pesos para la repavimentación de la Minerva, y cuyo proyecto ejecutivo casualmente estuvo a cargo de la Constructora Cinco Contemporánea, la empresa de Ramos Garibi. Hay que recordar que este contrato se asignó directamente, supuestamente porque esta empresa tenía moldes exclusivos y únicos en el mundo, aunque después se supo que esto era falso.

 

Esta red de corrupción se benefició directamente con más de 86 millones de pesos en Guadalajara, pero además tuvieron contratos por más de 68 millones de pesos en Puerto Vallarta y más de 53 millones de pesos en Zapopan. Vale mencionar que prácticamente todos los contratos fueron por asignación directa o por invitación, y en muy pocos casos mediante licitaciones, posiblemente amañadas dado que participaban las mismas empresas de esta red o ganaban la licitación a pesar de ofrecer el proyecto más costoso para el municipio, como en el caso del Parque Lineal de Lázaro Cárdenas en donde ganó la Constructora Cinco Contemporánea.

 

3.- Algo que hasta ahora no se ha mencionado por ningún medio de comunicación es que la Constructora Cinco Contemporánea, la principal empresa de Ramos Garibi, obtuvo un contrato de parte de Cemex por más de 78 millones de pesos para la repavimentación de calles en Guadalajara. Para obtener este contrato, curiosamente la empresa puso como garantía hipotecaria una propiedad con valor de 6 millones pesos que Mauricio Navarro, Secretario de Promoción Económica, vendió a Ramos Garibi en septiembre 2010, pero a 5 meses antes, esa misma propiedad la vendió la esposa de Ramos Garibi a Mauricio Navarro. También vale mencionar que Ramos Garibi puso otro terreno como garantía por un valor de 2.2 millones de pesos, cedido por su propia empresa Promotora Inmobiliaria Alte, en ese momento, marzo de 2010, representada por Mauricio Navarro, Secretario de Promoción Económica. 

 

Esta red de corrupción sólo es la punta del iceberg, el primer eslabón de un conjunto de negocios turbios que giran alrededor de Aristóteles Sandoval, su gestión como alcalde y su campaña electoral multimillonaria.

 

Creemos que esta red de corrupción no puede permanecer en la impunidad, no puede pasar desapercibida por los medios de comunicación ni puede ser tolerada por la opinión pública.

 

Aristóteles Sandoval tiene que responder:

 

¿Por qué permitió que se la asignaran contratos a Ramos Garibi sabiendo de la relación empresarial y de amistad que éste tenía con su Secretario de Promoción Económica, Mauricio Navarro? ¿O acaso también formaba parte de esta sociedad de negocios?

 

Si Aristóteles Sandoval estaba comprometido con el combate a la corrupción, ¿por qué toleró que se llevaran a cabo procesos de licitación amañados y se asignaran obras directamente a empresas vinculadas con su Secretario de Promoción Económica? ¿Eso no es tráfico de influencias? ¿Por qué Aristóteles Sandoval asignó directamente y con pretextos absurdos la obra de remodelación de la Minerva a una empresa vinculada a Ramos Garibi? ¿Por qué no hizo una licitación como marca la ley?

 

Aristóteles Sandoval todavía tiene tiempo para explicarles a los jaliscienses cuál fue su participación en esta red de corrupción. Su silencio sólo generará más dudas sobre su rectitud y honestidad.

 

Sabemos que el candidato del PRI es proclive a olvidar los cuestionamientos en su contra, a evadir el diálogo, a ignorar las críticas y a rechazar el debate, pero esperamos que, justo antes de la jornada electoral, pueda explicar este y otros temas.

 

Presentaremos denuncias por estos casos ante la Oficina Anti Corrupción del Ayuntamiento de Guadalajara y la Contraloría Municipal, y posteriormente presentaremos denuncias penales por enriquecimiento ilícito, así como por desvío y uso indebido de atribuciones y recursos.


26 de junio de 2012

Clemente Castañeda H.

Coordinador General de Campaña de Enrique Alfaro