Tema: Desarrollo Económico e Innovación
22 de Mayo 2018
Propuesta:

6.- Fortalecimiento a MIPYMES y fomento al emprendimiento

A pesar de que las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) son la principal fuente de empleo en nuestro estado, carecemos de una política clara de apoyo a estas empresas con lo que hemos perdido la oportunidad de generar riqueza y empleos.

Propuesta a detalle

En Jalisco, 95 de cada 100 establecimientos son microempresas, pero por cada 33,330 empresas existentes:

  • 30,000 luchan por su viabilidad y subsistencia mes a mes

  • 3,000 han logran que la calidad sea su diferenciador de competitividad

  • 300 son competitivas por sus estrategias de mejora continua

  • 30 se diferencían por su innovación y alto desempeño

Estas proporciones en nuestra economía hacen imperativas 4 estrategias muy diferentes, que atiendan las necesidades de cada uno de estos segmentos:

  • Primero, con herramientas que les ayuden a lograr su viabilidad y consolidarse.

  • Segundo, facilitando las herramientas del estado del arte sobre mejora continua, que les permitan crecer significativamente en competitividad.

  • Tercero, fomentando la gestión de proyectos de innovación abierta, a través de inteligencia de mercado y tecnológica, de la transferencia de conocimiento con universidades y centros de investigación y el fondeo especializado.

  • Cuarto, desarrollando juntos las condiciones de competitividad global que les permitan ser líderes mundiales y atraer nuevas inversiones a Jalisco.

Estos implica coordinación una precisa entre las dependencias del Gobierno del Estado que actualmente no se da. Lo que hoy se observa en Jalisco es una Secretaría de Promoción Económica rebasada que no ha logrado, por ejemplo, las condiciones para que las empresas exportadoras de alto valor agregado sustituyan sus importaciones con proveeduría local apoyando al segundo y tercer bloque de empresas antes citado.  Se percibe además desarticulada y muy distante de las otras secretarías de estado.

Da la impresión además que va en sentido contrario:

  • En esta administración desapareció el Instituto Jalisciense de la Calidad y con esto el Premio Jalisco a la Calidad.

  • El Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (FOJAL) perdió el foco, el costo de los créditos es caro e insuficiente

  • Y para los emprendedores, que tan numerosos y pujantes son en nuestro estado, de nuevo SEDECO se ha quedado muy corta. El Instituto Jalisciense del Emprendedor ha resultado una mala copia de su contraparte federal. Los recursos destinados al instituto, no llegan ni al 0.00086% ($10,112,949) del presupuesto del estado. Además el recurso es pulverizado y dispersado sin una estrategia clara.

Ni hablar del Ecosistema de Emprendimiento de Alto Impacto en Jalisco. Sabemos que éste necesita de:

  • Universidades de categoría mundial.

  • Centros de investigación públicos y privados de alta productividad.

  • Fondos gubernamentales y capital de riesgo.

  • Empresas de tecnología con liderazgo mundial.

  • Incubadoras y aceleradoras vocacionadas.

  • Profesionales especializados que den soporte a la amplia gama de emprendedores que existen en Jalisco.

Pero tristemente ninguna Universidad mexicana está dentro de las 100 mejores en según el ranking (Quacquarelli Symonds del 2017).  Los centros de investigación locales son pocos y no reciben ni el soporte económico, ni el fomento para articularlos con el sector productivo (como veremos en el eje de Ciencia y Tecnología e Innovación). Las empresas tecnológicas de clase mundial en los últimos años han preferido estados mexicanos del bajio antes que venir a Jalisco. Además no se ha logrado aplicar una estrategia efectiva de estado que fomente la formación de profesionales especializados en emprendimiento, como lo son agentes tecnológicos que sirvan de vínculo entre el sector productivo y académico, abogados de propiedad intelectual, especialistas en fondos de inversión de capital de riesgo, etc.

Ante este contexto, nosotros proponemos:

  • Establecer una importante política de seguimiento y certificación de procedimientos de las compras de gobierno para privilegiar la contratación de MIPYMES. En igualdad de circunstancias, la preferencia será a las empresas jaliscienses y, particularmente, a aquellas alineadas con el vocacionamiento regional.

  • La Estrategia de Transformación Digital de nuestro gobierno será fundamental para incrementar la competitividad de Jalisco ya que tendrá una vertiente enfocada en la atención de MIPYMES en función a su realidad y potencial de crecimiento.

  • Vamos a incrementar los recursos de los programas de apoyo a Emprendedores que mejoren la competitividad y productividad destinando, cuando menos, el equivalente del 10% del impuesto sobre la nómina como lo han propuesto los organismos empresariales en la Agenda por Jalisco 2018-2024.