Tema: Desarrollo Económico e Innovación
22 de Mayo 2018
Propuesta:

3.- Desarrollo regional y fortalecimiento del mercado interno

No es posible que el desarrollo regional sea tan desigual. Si vamos a ser un líder nacional tenemos que fortalecer la actividad económica a lo largo y ancho del territorio.

Propuesta a detalle

En Jalisco el 85% de la actividad económica se genera en el 15% de su territorio lo que significa que tenemos un enorme potencial de talento y recursos naturales que debemos aprovechar adecuadamente entre gobierno, iniciativa privada y sociedad civil, para generar riqueza y prosperidad entre los habitantes.

Por la falta de una visión económica integral y de un diálogo constructivo entre los sectores público y privado, Jalisco ha experimentado la pérdida de importantes cadenas productivas como la textil, la del calzado, la de grasas y aceites, la de productos de madera, entre otras. En contraparte, las industrias que han impulsado la economía del estado y que han generado mayor empleo son las de la electrónica, la construcción, la metalmecánica, la de autopartes, la agroindustria, la química y la joyería.

Aun cuando estas industrias se mantienen como el motor del sector manufacturero, desafortunadamente no operan bajo una lógica de integración productiva. No se apoyan lo suficiente en los proveedores locales para contribuir a un saldo positivo en la balanza comercial del estado, el cual tiene un déficit de 6 mil millones de dólares. De hecho, las industrias de maquinaria y electrónica aportan el 50% de las exportaciones totales del estado, pero importan más de lo que exportan generando un déficit comercial de más de 2 mil millones de dólares.

Si tan sólo estas industrias, sumadas a las de la construcción, autopartes y plásticos, por citar las principales, pudieran sustituir importaciones y desarrollar proveeduría local se generaría un efecto de integración de la cadena productiva, aumentando no sólo el empleo y los salarios sino también la aportación de valor y el desarrollo de mayores habilidades y competencias para las unidades productivas involucradas y sus trabajadores.

No obstante, estas decisiones deben ser promovidas e incentivadas por un gobierno facilitador con una clara visión estratégica, apoyando a sus empresarios con certidumbre para la inversión y con estímulos para desarrollar proveedores locales, así como con programas que incrementen la competitividad de los eslabones industriales involucrados.

No es posible que exista un desequilibrio económico-territorial tan marcado como el que existe actualmente entre las regiones y el centro del estado. Si vamos a ser un líder nacional en generación de valor, tenemos que fortalecer la actividad económica a lo largo y ancho de nuestro territorio.

El desarrollo regional en función del vocacionamiento ha estado en el discurso por mucho tiempo, incluso está desde hace años en la Ley para el Desarrollo Económico del Estado de Jalisco. Sin embargo, no se ha generado una estrategia y mucho menos acciones claras y contundentes para revertir este desequilibrio. Es por esto, que nuestras propuestas en este sentido son las siguientes:

  1. No se puede pensar en un desarrollo regional sin una correcta planeación. Es por esto que se generarán Planes Maestros de desarrollo regional que enfaticen tres principales factores para invertir en infraestructura:

a) La gestión integral del agua que incluye el saneamiento, abastecimiento y acciones de sustentabilidad.

b) Una estrategia de ordenamiento del territorio, es decir, todos los municipios deberán contar con sus planes parciales actualizados.

c) Una estrategia sólida de regularización de tenencia de la tierra, brindando certeza jurídica a los ciudadanos. En este sentido, tres de los doce Planes Maestros que debemos generar ya están en proceso: el de la Zona de Costa Alegre, el de la Zona Agavera (región Valles) y el de la región de los Altos.

  1. Vamos a impulsar la creación del Instituto de Planeación y Gestión del Desarrollo del Estado de Jalisco como entidad pública rectora en la construcción de un modelo de desarrollo integral, estratégico, sostenible y prospectivo, que se enfoque en el desarrollo de la estrategia para la definición de las vocaciones productivas regionales y sus respectivos programas.

  1. Las compras que realice el gobierno servirán como un instrumento para fortalecer el mercado interno y detonar la economía de los municipios, sin descuidar el uso eficiente y racional del presupuesto público.

  1. Integraremos a los distintos eslabones para fortalecer las cadenas productivas estratégicas partiendo del multiplicador del valor, empleo y sostenibilidad. Daremos un fuerte impulso a: Electrónica, robótica y tecnología digital; Agroindustria; Turismo; Farmacéutica; Biotecnología; Diseño y moda; Construcción; Autopartes; Maquinaria y herramienta, así como a nuestras industrias tradicionales, pero siempre con un enfoque de aumento en las exportaciones o en sustitución de importaciones según corresponda.

  1. Se van a otorgar estímulos fiscales a la inversión privada apegados al plan de vocacionamiento, identificando las industrias clave a fortalecer y desarrollar.

  1. Fomentaremos y facilitaremos los mecanismos e instrumentos tecnológicos para vincular las necesidades y demandas de las empresas con potenciales proveedores locales, fomentando así la integración de cadenas productivas y la sustitución de importaciones.

  1. En específico, para apoyar a las empresas exportadoras para incrementar sus operaciones comerciales vamos a:

a) Hacer accesible la inteligencia de mercado de primer nivel a las empresas jaliscienses y fortalecer los pabellones de Jalisco en las exposiciones estratégicas, tanto nacionales como internacionales;

b) Eficientar y profesionalizar los programas de generación de capacidades en las empresas para su internacionalización, y 

c) Facilitar el acceso al financiamiento en tasas competitivas y en divisas extranjeras.